sábado, 27 de enero de 2018

El yoga es bueno para la salud pero cuidado con las lesiones

(Getty)
El yoga puede ser la clave para envejecer bien, según un creciente cuerpo de investigación sobre sus beneficios potenciales para el cuerpo y la mente, beneficios que incluyen reducir la frecuencia cardíaca y la presión arterial, aliviar la ansiedad y la depresión, y aliviar el dolor de espalda. Un estudio reciente incluso planteó la posibilidad de cambios positivos en los marcadores biológicos del envejecimiento y el estrés en las personas que hacen yoga.
Así que sorprende que el número de practicantes de yoga en Estados Unidos se haya más que duplicado a 36,7 millones en la última década, con beneficios de salud como la principal razón por la que las personas lo practican, de acuerdo al estudio Yoga in Americarealizado en 2016 en nombre del Yoga Journal y la Yoga Alliance.
Mientras que los entusiastas del yoga, a menudo, se representan como jóvenes y flexibles, la realidad, según el estudio Yoga in Americaes que el 17 por ciento están en sus cincuenta y el 21 por ciento tienen sesenta años o más.
Junto a este aumento de interés ha habido un aumento en las lesiones, particularmente entre los practicantes de mayor edad. "Los participantes de 65 años o más tienen una mayor tasa de lesiones al practicar yoga en comparación con otros grupos de edad", escribieron los investigadores el año pasado en un estudio de casi 30,000 lesiones relacionadas con yoga atendidas en los departamentos de emergencia de los hospitales de Estados Unidos de 2001 a 2014. "Si bien hay muchos beneficios para la salud al practicar yoga, los participantes y aquellos que deseen convertirse en participantes deben consultar con un médico antes de dedicarse a la actividad física y practicar solo bajo la guía de instructores certificados".

(Archivo)
Como terapeuta de yoga que ha enseñado en entornos médicos durante casi 20 años, me resulta angustiosamente común escuchar las experiencias negativas y las lesiones que las personas han sufrido en las clases de yoga. Las historias que relatan mis alumnos sugieren clases que fueron demasiado difíciles para ellos y / o que fueron enseñadas por un instructor inexperto o poco capacitado. Incluso los instructores que están preparados para enseñar a jóvenes capaces, generalmente tienen una comprensión limitada de las consideraciones de seguridad que son esenciales cuando trabajan con personas de mediana edad o mayores y personas con problemas de salud tales como lesiones del manguito de los rotadores, artritis, glaucoma, hipertensión y enfermedad cardíaca.
Afortunadamente, hay un reconocimiento creciente de la importancia de la práctica segura de yoga junto a la profesionalización del campo. Para practicar yoga mientras se reducen los riesgos, aquí hay cinco estrategias para ayudar a los adultos mayores, así como a las personas con problemas de salud, a envejecer bien con el yoga.
1- Comienza donde estás, no donde crees que deberías estar. Si eres nuevo en el yoga, prueba una clase para principiantes, incluso si estás en forma y activo, porque el yoga no se trata solo de lo que haces, sino de cómo lo haces. A diferencia del ejercicio occidental, el enfoque yóguico es equilibrar el esfuerzo con la relajación, lo que puede ser sorprendentemente difícil para muchas personas acostumbradas al énfasis de nuestra cultura en esforzarse, competir y estar "en ello para ganar". De hecho, aprender a no forzarse, apresurarse o ser ambicioso para verse de cierta manera puede ser una de las partes más desafiantes (y terapéuticas) de la práctica. Tómate el tiempo para aprender cómo pasar a una postura en un punto en el que te sientas desafiado pero no forzado.
(iStock)
(iStock)
2- Reconocer que los estilos de yoga varían ampliamente. Las clases de yoga van desde vigorosas y atléticas hasta relajantes y reconstituyentes, con una confusa variedad de híbridos modernos como yoga con cabras y gatitos, y yoga ofrecido en una tabla de paddleboard. Para encontrar una clase diseñada para cuerpos maduros busca "Yoga para mayores de 50" o "Senior Yoga".
Hatha Yoga es el nombre para cualquier tipo de yoga que enseña posturas físicas. Esto significa que prácticamente todas las clases de yoga en el oeste son Hatha YogaPero cuando una clase se comercializa como tal, generalmente significa un enfoque no artificioso para las posturas básicas y la respiración, que puede ser un buen punto de partida. Viniyoga y Kripalu son estilos relativamente suaves que pueden ser apropiados para personas con problemas de salud. El yoga restaurativo implica el uso de soportes (como mantas y bloques de yoga o almohadones) para apuntalar a los estudiantes hacia posturas pasivas que promueven un profundo descanso. Los centros de medicina integral y de bienestar basados en hospitales pueden ofrecer clases diseñadas para personas con dolencias específicas, como cáncer o dolor de espalda.
(iStock)
(iStock)
3- Encuentra un maestro bien entrenado y experimentado. Pregunta a los posibles instructores sobre sus credenciales, cuánto tiempo han enseñado yoga y si han tenido algún tipo de capacitación especial y / o experiencia enseñando a personas mayores. Pide ver una clase para comprobar si es adecuada. Esta una buena forma de evaluar al instructor. Un buen profesor de yoga actuará como guía, ayudando a los estudiantes a explorar qué funciona mejor para ellos mientras intentan cada postura. Para las personas con problemas de salud, puede ser ideal trabajar individualmente con un terapeuta de yoga certificado.
(Archivo)
(Archivo)
4- Habla con tu proveedor de atención médica. Si tienes problemas médicos, obtén orientación sobre precauciones de movimiento específicas. Por ejemplo, se puede aconsejar a las personas con glaucoma que eviten posiciones "cabeza abajo", lo que puede aumentar la presión en el ojo. El yoga caliente puede ser problemático para las personas con enfermedades del corazón porque las altas temperaturas pueden aumentar la carga de trabajo cardíaco. Reconoce, sin embargo, que muchos médicos saben muy poco sobre el yoga y puede suponer que estás planeando ponerte de pie por la cabeza. Dile a tu proveedor que te gustaría probar yoga suave que consiste en movimientos simples, estiramientos y prácticas de respiración.
5- Deja las excusas de que eres muy viejo. No es necesario ser joven, apto o flexible para probar yoga. Si puedes respirar, puedes practicar yoga.
Por Carol Krucoff (Especial para The Washington Post)

sábado, 9 de diciembre de 2017

El árbol del yoga.Escuela Taitoku, Yoga, Meditación y Medicina oriental





Hoy amaneces y hay un pequeño árbol de vida en tu jardín.
Como maestra te guié para reconocer tus frutos, podar los excesos emocionales, reencontrar la serenidad perdida. Descubrí que este jardín de la tierra, tiene tantos árboles y he aprendido a encontrar frutos y sombra debajo de cada uno.
Tuvimos que dar giros de vida,cuando las crisis asolaron la tierra. Pero esas ramas de tu Ser, soportaron los vientos huracanados, los desiertos áridos de tu falta de esperanza, y el pálido grito del dolor.
Hoy amaneces y hay luces titilando a tu lado.
Comprendes que tu historia no te ha herido, tu SER ha sobrevivido y renacido otra vez.
Gracias por este año compartido en el jardín de Taitoku.

Un abrazo a todos ...Adriana Paoletta

www.taitoku.com.ar

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Las virtudes en Don Quijote de la Mancha.La mirada ética de Cervantes.



La virtud es uno de los conceptos fundamentales de la antropología y de la ética filosófica griega, donde significa la excelencia moral del hombre. 

 Sócrates lo emplea ya con un significado más restringido, para referirse solo a la excelencia moral del hombre, entendida prevalentemente como un saber sobre el bien, que puede ser comunicado a través de la enseñanza. En esta línea, Platón desarrolla la clasificación de las cuatro virtudes: sabiduría, fortaleza, templanza y justicia, que llegará a ser célebre en el pensamiento filosófico occidental. 

En diálogo crítico con la tradición socrático-platónica, Aristóteles llevará la doctrina de la virtud a la expresión clásica más completa; para él, la virtud es la perfección habitual y estable de las facultades operativas humana~, tanto de las facultades intelectuales (virtudes di ano éticas o intelectuales) cuanto de las facultades apetitivas (virtudes éticas). La vida humana según las virtudes representa para Aristóteles la vida mejor del hombre, la vida buena o felicidad. 

La tradición estoica retomará la doctrina de la virtud, insistiendo particularmente en la armonía que existe entre la vida según las virtudes y la vida según la naturaleza. Por su influjo sobre algunos escritores cristianos, ha tenido una notable importancia la doctrina sobre las virtudes contenida en el De officiis de Cicerón. Según Aristóteles, la virtud es lo que hace bueno a quien la posee y hace buena su obra.

Para Aristóteles no es suficiente hacer algún acto bueno, sino que es necesario que la persona se ejercite en el bien, porque como apuntó agudamente, 'una golondrina no hace verano,4 (la frase 'una sola golodrina no hace verano' se cita en el Quijote 1, 13)

A partir de Aristóteles la ciencia ética habla de la moral de virtudes. San Agustín explica la virtud como 'aquella buena cualidad, por la que se vive  rectamente, y de la que nadie usa mal' . 

Santo Tomás de Aquino recoge básicamente la doctrina de la ética de Aristóteles y define la virtud como hábito operativo bueno. Con el término «virtud» se designan cualidades buenas, firmes y estables de la persona, que, al perfeccionar su inteligencia y su voluntad, la disponen a conocer mejor la verdad y a realizar, cada vez con más libertad y gozo, acciones excelentes, para alcanzar su plenitud humana y sobrenatural. 

La virtud es un hábito operativo bueno, entendiendo el 'hábito' como la disposición constante y firme de hacer el bien. Lo contrario de la virtud es el vicio, que se define como 'un hábito operativo malo'. 

Para el cristianismo, los hábitos operativos (virtudes) se dividen en virtudes sobrenaturales, teologales o infusas, que el hombre recibe como un don unido a la gracia, y virtudes humanas o adquiridas, que el hombre adquiere a través del ejercicio y del esfuerzo personal. Las virtudes humanas o adquiridas pueden ser intelectuales o morales. Las virtudes intelectuales inhieren en la razón y la perfeccionan tanto en el aspecto especulativo cuanto en el práctico. Las virtudes morales perfeccionan la voluntad y las tendencias. Prudencia, justicia, fortaleza y templanza son las principales virtudes morales, llamadas por eso cardinales. 

"Las virtudes humanas son actitudes firmes, disposiciones estables, perfecciones habituales del entendimiento y de la voluntad que regulan nuestros actos, ordenan nuestras pasiones y guían nuestra conducta según la razón y la fe. Proporcionan facilidad, dominio y gozo para llevar una vida moralmente buena. El hombre virtuoso es el que practica libremente el bien. Las virtudes morales son adquiridas mediante las fuerzas humanas. Son los frutos y los gérmenes de los actos moralmente buenos. Disponen todas las potencias del ser humano para comulgar en el amor divino". 

En el Quijote veremos entonces: a) Prioridad de la virtud sobre la nobleza y la sangre. Lo que hace mejor a la persona, no es tener un título de nobleza o tener sangre de reyes o de nobles, sino ser virtuoso. 

Recogemos tres escenas de la novela de Cervantes

* Don Fernando seduce con malas artes a Dorotea, la abandona y pretende a la fuerza a Luscinda, prometida a Cardenio. Con destino a Andalucía, a la venta llegan cuatro hombres a caballo con antifaces, dos mozos a pie y una mujer. Cardenio reconoce en la voz de la mujer a Luscinda, y Dorotea reconoce en uno de los hombres a don Fernando. Luscinda suplica entonces que la deje marchar para irse con Cardenio, y Dorotea suplica a don Fernando, que cumpla con la palabra que le ha dado. Ante las consideraciones del cura, don Fernando acepta, y vuelve con Dorotea. 

Cito las palabras de Dorotea al noble don Fernando (1, 36): "Y si te parece que has de aniquilar tu sangre por mezclarla con la mía, considera que pocas o ninguna nobleza hay en el mundo que no haya corrido por este camino, y que la que se toma de las mujeres no es la que hace al caso en las ilustres decendencias, cuanto más que la verdadera nobleza consiste en la virtud, y si esta a ti te falta negándome lo que tan justamente me debes, yo quedaré con más ventajas de noble que las que tú tienes,,9. 

* Don Quijote manifiesta las excelencias de Dulcinea al duque (n, 32): "A eso puedo decir que Dulcinea es hija de sus obras, y que las virtudes adoban la sangre, y que en más se ha de estimar y tener un humilde virtuoso que un vicioso levantado ( ... )". 

* Uno de los consejos que da don Quijote a Sancho para el buen gobierno de la ínsula de Barataria (JI, 42): "Mira, Sancho: si tomas por medio a la virtud y te precias de hacer hechos virtuosos,no hay para qué tener envidia a los que padres y agüelos tienen príncipes y señores, porque la sangre se hereda y la virtud se aquista, y la virtud vale por sí sola lo que la sangre no vale"

 * De regreso a casa para proveerse de dinero y escudero, se encuentra con Andrés, mozo, que está siendo azotado por su amo Juan Haldudo de Quintanar de la Orden (Toledo). 
Diálogo entre don Quijote y el mozo Andrés (1, 4): Mire vuestra merced, señor, lo que dice -dijo el muchacho-, que este mi amo no es caballero, ni ha recebido orden de caballería alguna, que es Juan Haldudo el rico, el vecino del Quintanar. Importa poco eso -respondió don Quijote-, que Haldudos puede haber caballeros; cuanto más, que cada uno es hijo de sus obras! l. 

b) Solo las letras -es decir, la ciencia, el conocimiento- no hace mejor a la persona, sino va acompañada de las virtudes, de una vida virtuosa, de una existencia que busca la verdad y el bien. '..' , 

* Ambrosio, el amigo del difunto Grisóstomo, ataca a Marcela por sus desdenes a Grisóstomo, y le atribuye su muerte por no haberle correspondido. Marcela le contesta que ella nunca le dio esperanzas y que es libre para decidir su vida. Palabras de Marcela (1, 14): "Y así como la víbora no merece ser culpada por la ponzoña que tiene, puesto que con ella mata, por habérsela dado naturaleza, tampoco yo merezco ser reprehendida por ser hermosa, que la hermosura en la mujer honesta es como el fuego apartado o como la espada aguda, que ni él quema ni ella corta a quien a ellos no se acerca. La honra y las virtudes son adornos del alma, sin las cuales el cuerpo, aunque lo sea, no debe de parecer hermoso. Pues si la honestidad es una de las virtudes que al cuerpo y al alma más adornan y hermosean, ¿por qué la ha de perder la que es amada por hermosa, por corresponder a la intención de aquel que, por solo su gusto, con todas sus fuerzas e industrias procura que la pierda?". * Diálogo entre don Quijote y Sancho: Altisidora, doncella de la duquesa simula estar enamorada del hidalgo manchego. Sancho no entiende como se ha podido enamorar de un hombre tan feo como el Quijote. 

La virtud se aquista; es decir se adquiere con la repetición de actos buenos.  Adagio que señala que el hombre crea su linaje por su comportamiento, Por encima del rango derivado de la situación social o linaje, la verdadera calidad de una persona deriva de sus virtudes, de la manera como se comporta, de sus obras. Tiene una cierta analogía con la frase de San Pablo (Romanos 2, 6): "el cual (se refiere a Dios), retribuirá a cada uno según sus obras". 

 * Don Quijote le manifiesta a Sancho, los medios que tiene que poner un buen caballero andante para alcanzar la fama, que es la gloria eterna (H, 8): "Así, ¡oh Sancho!, que nuestras obras no han de salir del límite que nos tiene puesto la religión cristiana, que profesamos. Hemos de matar en los gigantes a la soberbia; a la envidia, en la generosidad y buen pecho; a la ira en el reposado continente y quietud de ánimo; a la gula y al sueño, en el poco comer que comemos y en el mucho velar que velamos; a la lujuria y la lascivia, en la lealtad que guardamos a las que hemos hecho señoras de nuestros pensamientos; a la pereza, con andar por todas las partes del mundo, buscando las ocasiones que nos pueden hacer y hagan, sobre cristianos, famosos caballeros. Ves aquí, Sancho, los medios por donde se alcanzan los extremos de alabanzas que consigo trae la buena fama .

* Consejo de don Quijote a Sancho para el buen gobierno de la ínsula de Barataria (JI, 51): "Sé padre de las virtudes y padrastro de los vicios. No seas siempre riguroso, ni siempre blando, y escoge el medio entre estos dos estremos, que en esto está el punto de la discreción". 

Bibliografía. LAS VIRTUDES EN EL QUIJOTE: UNA APROXIMACIÓN
FRANCISCO JAVIER SANZOL DÍEZ